TRABAJO FIN DE GRADO 2016-2017 FACULTAD PSICOLOGÍA
La percepción de los bailarines sobre los beneficios psicológicos de bailar swing
Autora: Valeria Yegupova Chesnokova Tutora: Amparo Escartí Carbonell
Grado de Psicología – Departamento Psicología Social – Universidad de Valencia
23/06/2017

ÍNDICE
1. RESUMEN ……………………………………………………………………………………………………………….. 2
2. INTRODUCCIÓN (MARCO TEÓRICO) …………………………………………………………………….. 2
3. MÉTODO …………………………………………………………………………………………………………………. 5
3.1 Participantes ………………………………………………………………………………………………………… 5
3.2 Características del programa de danza …………………………………………………………………….. 5
3.3 Instrumento …………………………………………………………………………………………………………. 6
3.4 Recogida de Datos ………………………………………………………………………………………………… 6
3.5 Análisis de Datos ………………………………………………………………………………………………….. 6
3.6 Validez y Rigor del estudio ……………………………………………………………………………………. 7
4. RESULTADOS …………………………………………………………………………………………………………. 7
4.1 Beneficios de la danza a nivel físico ……………………………………………………………………….. 7
4.2 Beneficios de la danza a nivel psicológico ……………………………………………………………… 10
4.3 Beneficios de la danza a nivel social ……………………………………………………………………… 13
5. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES ……………………………………………………………………………. 16
6. REFERENCIAS ………………………………………………………………………………………………………. 18

Página 2
1. RESUMEN

En las últimas décadas han aparecido multitud de investigaciones que estudian los beneficios intrínsecos y sociales que tiene la práctica del baile. El objetivo de este trabajo ha sido conocer los beneficios que le aportan a los sujetos bailar, en concreto la danza swing, a tres niveles: a nivel psicológico, a nivel físico y a nivel social. Se ha trabajado sobre las percepciones de los alumnos de la escuela Savoy Benimaclet de Valencia y ha permitido saber en qué medida está relacionada la danza con el bienestar. Para ello se ha utilizado una muestra de 68 bailarines (32 mujeres y 36 hombres) con edades comprendidas entre 19 y 63 años. Los resultados concluyen que efectivamente bailar proporciona grandes beneficios en todos los niveles y que los beneficios se observan desde el inicio de comenzar a practicar este tipo de danza. A nivel psicológico se ha observado principalmente una desconexión de los problemas, un cambio instantáneo del estado de ánimo al empezar a bailar, una mayor confianza y autoestima personal y una mejora en la flexibilidad mental. A nivel social se ha visto que se desarrolla más la empatía, mejoran las habilidades sociales y se crea una gran cohesión grupal, además se pierde la vergüenza, se socializa y se normaliza el contacto físico. Por último a nivel físico hay claros beneficios en el tono muscular y la agilidad, aparece una mayor flexibilidad y elasticidad, existe mejora cardiovascular y cardiorrespiratoria, así como de la coordinación y del sentido del ritmo, todo ello acompañado de una notable pérdida de peso.

Palabras clave: Danza, bienestar psicológico, beneficios psicológicos, beneficios físicos, beneficios sociales, actividad física, swing, satisfacción, salud mental, autoestima, flexibilidad mental, empatía, habilidades sociales, cohesión grupal, coordinación y sentido del ritmo

2. INTRODUCCIÓN (MARCO TEÓRICO)

El baile, ante todo es ejercicio físico, que lleva una serie de beneficios inmensos a nivel emocional, psicológico, social y psicomotriz. Hay estudios que relacionan la actividad física con la mejora en los problemas cardiovasculares, de obesidad o de disfunción sexual. Estas mejoras conllevan implícitas los cambios psicosomáticos que predisponen al sujeto a tener una salud mente-cuerpo más equilibrada. Otros estudios relacionan el ejercicio físico con el tratamiento de la depresión y otros trastornos de estado de ánimo,
Página 3
centrándose en los cambios psicológicos que produce el movimiento y estableciendo una interacción imprescindible entre cuerpo y mente, (Dahn & Penedo, 2005).
Bailar produce beneficios físicos y psicológicos en todos los rangos de edad. En los niños los cambios son más a nivel psicomotriz, social y musical y a medida que vamos avanzando en edad los cambios tienden a ser más físicos, aunque hay excepciones como nuevos descubrimientos de música o cambios actitudinales de empezar algo nuevo o superar el miedo al baile, (Payne, 2003).
Un estudio con una muestra de bailarines no profesionales da una visión muy amplia de los beneficios intrínsecos que lleva la práctica del baile ya que, los participantes en el estudio afrontan las clases o lecciones de una forma altiva. Esto es un hecho muy importante ya que las presiones por avanzar podrían interferir en los innumerables beneficios que tiene bailar. El trabajo de (Bongard, Clift, Kreutz & Quiroga, 2010), es un claro ejemplo, con una muestra de 475 bailarines no profesionales se realiza una tesis cualitativa y cuantitativa donde aparecen resultados muy relevantes. Bailar tiene beneficios muy importantes sobre todo a nivel emocional, social y por último, en términos de salud.
Los problemas o traumas vividos se pueden afrontar mejor cuando se baila ya que, el baile dota de herramientas donde se aporta mucha más resiliencia, más cambios emocionales muy saludables donde se puede ir dejando atrás un pasado problemático (Leseho & Maxwell, 2010). En la misma línea se mueven los trabajos de (Ali, Cushey & Sididqui, 2017), que descubren el potencial que tiene bailar como una potente herramienta terapéutica en la que divide sus beneficios a través de once apartados: aceptación, logro, creatividad, cultura, expresión, felicidad, salud, recuperación en las patologías, baile como carrera, soporte social y disminución de estrés. Si se habla del tema de emoción suele ser muy liberador, es decir, bailar crea un estado de alegría y felicidad que libera sensaciones positivas que se transmiten socialmente entre los bailarines.
Bailar permite integrarse socialmente, y esto a corto y largo plazo provoca unos beneficios muy importantes en el individuo. Es una situación donde se dan diversos factores, el primero es el elemento inhibidor del baile, sumado a una necesidad colaborativa con la pareja y con la música, y por último unos cambios físicos que mejoran cada vez que se repite la experiencia. Estos factores hacen que nos sintamos
Página 4
socialmente más seguros e integrados y por tanto, con unos hábitos más saludables y con un mayor soporte cognitivo (Strassel y cols., 2011).
Hay trabajos que se alejan del positivismo y de los beneficios a nivel de salud y valoran más otro tipo de cambios como la práctica holística aplicada a la resolución de problemas cotidianos reales, el crecimiento personal o la motivación. Afirman que cada tipo de actividad física, bien sea la danza u otros deportes, son escogidos por diferentes subconjuntos de personas de acuerdo con sus valores propios y creencias coincidentes con lo que aporta la actividad (Vergeer, 2016). Otros trabajos estudian variables como la calidad de vida, la imagen corporal, el bienestar o los resultados clínicos de diversas patologías. Los resultados sugieren que el ejercicio físico y la danza son muy poderosos para aumentar la calidad de vida y disminuir los síntomas clínicos como la depresión y la ansiedad. Además hay un claro aumento del bienestar subjetivo, el estado de ánimo positivo, el afecto y la imagen corporal, (Cruz, Koch, Kunz, & Lykou, 2014). También se ha investigado sobre los beneficios que aporta la danza a los adultos con enfermedades físicas y mentales más graves y se ha comparado este tipo de tratamiento frente a otros más comunes, como medicamentos y terapias o la importancia de ser complementados. Los resultados muestran que la terapia de la danza tiene un impacto positivo para los pacientes con cáncer de mama, mejorando su calidad de vida, el rango de movimiento de las articulaciones y mejorando su imagen corporal. Bailar también mejoró el equilibrio y la coordinación de los pacientes con la enfermedad de Parkinson y la calidad de vida específica de pacientes con enfermedades cardiovasculares (Keil, Kiepe, & Stöckigt, 2012). Los objetivos del estudio han sido conocer los beneficios que le aportan a los sujetos bailar la danza swing a tres niveles: a nivel psicológico, a nivel físico y a nivel social. También comprobar si la percepción era similar en todos los bailarines participantes en la investigación y saber si realmente la danza está relacionada con el bienestar. Conocer las ideas que tienen los alumnos sobre las clases y la escuela, proporciona información muy valiosa para preparar mejores clases y poner el foco en los aspectos más importantes para los sujetos.
Página 5

3. MÉTODO

3.1 Participantes
Un total de 68 participantes, 32 mujeres (47%) y 36 hombres (53%). Edades comprendidas entre 19 y 63 años, 45 personas (66%) menores de 40 años y 23 (34%) mayores de 40 años. Todos han sido y son alumnos de la escuela Savoy Benimaclet, 57 personas (84%) llevan bailando < de 8 meses y el resto, 11 personas (16%), bailan > de 8 meses. 31 personas (46%) bailan < o = 1h y media/semana, mientras que 37 personas (54%) bailan > 1h y media/semana.

3.2 Características del programa de danza

Todos los sujetos fueron seleccionados por la accesibilidad de la muestra en la escuela
Savoy Benimaclet, donde es profesora la realizadora del estudio, Valeria Yegupova
Chesnokova. Se encuentra localizada en el barrio Benimaclet, en la Calle Dr. Vicente
Zaragozá nº 29. La escuela ofrece dos modalidades de baile swing, por una parte el
Lindy Hop, que se baila en pareja y por otra el Authentic Jazz, más enfocado al baile
individual y la interpretación corporal de la música. Los alumnos acuden a las clases
regularmente todas las semanas y la duración de la clase es de 1 hora y 15 minutos. Los
grupos están formados por personas de edades muy diversas comprendidas entre los 18
a los 65 años. La dinámica de clase consiste en ir rotando para que todas las
“followers” bailen con todos los “leaders”, losgrupos se mantienen desde que se crean
con aproximadamente 13-15 parejas y desde el principio se crea un grupo de WhatsApp
con todos los alumnos en el que se comparten los videos de clase, canciones para bailar,
la información de los eventos, etc. Entre todos se elige un nombre de grupo y se hacen camisetas acordes al nombre, los miembros del grupo hablan prácticamente todos los días para ir juntos a los eventos, para avisar si llegan tarde o pronto a clase, para comentar los pasos aprendidos o incluso para organizar viajes a festivales de swing en otras ciudades.
Además de las clases, la escuela organiza numerosos eventos en locales o al aire libre donde los alumnos pueden ir y practicar, bailando con todos los participantes, trabajando la improvisación y creando sus propias secuencias de pasos. Este tipo de eventos une mucho a los grupos ya que suele ir acompañado de todo tipo de uniones sociales como bailar con todos, quedar antes para ir al evento, cenar todos juntos antes o después de bailar, realizar coreografías comunes, vestirse de época (años 20-30), etc.

Página 6
El pilar fundamental del swing es la interacción con los demás, tanto a nivel de danza como a nivel personal y por eso se le califica como un baile esencialmente social.

3.3 Instrumento
El instrumento de registro es elaborado específicamente para esta investigación. La primera hoja recoge los datos sociodemográficos de los sujetos (Nombre/pseudónimo, género, edad, tiempo que llevan bailando y horas de práctica semanal).
Se formularon por escrito 3 preguntas abiertas acerca de los beneficios que le ha aportado la danza (el swing) al alumno, se dispone de toda la hoja para contestar por lo que es el sujeto el que decide cuanto ocupa cada respuesta. Las preguntas han sido: Describe los beneficios que te ha aportado la danza a nivel físico, describe los beneficios que te ha aportado la danza a nivel psicológico y describe los beneficios que te ha aportado la danza a nivel social.

3.4 Recogida de Datos
Al finalizar la clase de swing en la escuela Savoy Benimaclet, se les explicó a los alumnos de cada grupo en qué consistía el estudio y por qué era importante que participaran. La profesora (yo) leyó detenidamente el cuestionario y explicó las preguntas, se les informó de que la participación era completamente voluntaria, anónima y que iban a tener tiempo abierto para contestar, aunque nadie tardó más de 10-15 minutos. Al salir de clase hay un espacio con sofás y mesas, donde previamente se habían dejado bastantes bolígrafos, en las que pudieron sentarse tranquilamente para realizar el cuestionario, la profesora se mantuvo en todo momento en la sala para resolver dudas y recoger los cuestionarios una vez terminados.

3.5 Análisis de Datos
Una vez pasados y recogidos todos los cuestionarios se realizó una agrupación por categorías y por unidades de significado de cada apartado/pregunta. Se ha hecho una agrupación de los beneficios a nivel físico, otra a nivel psicológico y otra a nivel social, contando con diversos ejemplos. Además se han seleccionado y añadido a los resultados 6 respuestas de cada categoría (nivel físico, nivel psicológico y nivel social) que complementan los resultados y expresan de forma única y personal la opinión de los sujetos y sus sentimientos acerca de este baile.

Página 7

3.6 Validez y Rigor del estudio
En la recogida de datos se ha podido contar con una triangulación de dos investigadores, la profesora (realizadora del estudio) y otro profesor de la escuela de danza, que revisaron los resultados para asegurar que el análisis y la representación de los resultados coinciden con la realidad. Además es importante remarcar que los sujetos participaron de forma completamente voluntaria sin ser sometidos a ningún tipo de presión por parte de la escuela de danza, teniendo libertad de utilizar el tiempo que necesitaran y ocupar lo que les parecía conveniente en cada pregunta.

4. RESULTADOS
Las respuestas del cuestionario que se les pasó a los alumnos de la escuela de baile constaban de tres preguntas abiertas, por lo que las respuestas fueron muy variadas y muy diferentes entre sí en contenido y extensión. Para lograr un correcto agrupamiento de ideas principales, se leyeron cuidadosamente las 68 respuestas de cada pregunta y se extrajeron las contestaciones más repetidas, seguidas de ejemplos que corroboran los resultados.
A continuación se presentarán dichos resultados por bloques, es decir, primero se expondrán los beneficios que aporta la danza a nivel físico, seguido de los beneficios que aporta la danza a nivel psicológico y terminando con los beneficios que aporta la danza a nivel social. Se han agrupado las respuestas en grandes apartados, incluyendo dentro de cada uno, respuestas muy similares o enfocadas hacia los mismos resultados. Como se ha comentado en el análisis de datos, además de la enumeración de los diversos beneficios y su ejemplificación, se han seleccionado 6 frases de cada pregunta, escritas literalmente por los sujetos, que no han podido ser asignados a ningún beneficio nombrado pero complementan y muestran la parte emocional y personal de este trabajo.

4.1 Beneficios de la danza a nivel físico
Entre los principales beneficios de bailar swing a nivel físico que nombraban los sujetos del estudio se encuentra la mejora del tono muscular, una mayor energía, el aumento de la resistencia y el aguante, mejora de la agilidad y una mayor flexibilidad y elasticidad.
Mejora evidente en el tono muscular general, sobre todo en el tren inferior y en la elasticidad” (cuestionario 3).

Página 8

Mejora de todas las capacidades físicas (resistencia, fuerza, elasticidad, potencia,…)” (cuestionario 5).
Personalmente también me ayuda a la hora de desentumecer los músculos ya que mi trabajo es en su mayor parte sedentario delante del monitor de ordenador” (cuestionario 9).
Me encuentro más ágil, flexible y mi estado físico ha mejorado en resistencia” (cuestionario 13).
Noto como aguanto mejor el ejercicio y me encuentro más ligero y atlético” (cuestionario 29).
Me siento enérgico y bien físicamente, tengo más energía” (cuestionario 40)
También es muy nombrada una notable pérdida de peso desde que se comenzó a bailar, la eliminación del estrés al llegar a clase o a los eventos, la relajación corporal al llegar a casa después de bailar y en general un mayor bienestar físico.
Mejor aguante cardiorrespiratorio, además de perder gran cantidad de peso y mejorar y controlar mi salud (soy hipertenso)” (cuestionario 11).
Me genera energía y me ayuda a quitarme estrés y relajar el cuerpo” (cuestionario 23).
Activación pero al mismo tiempo relax al acabar el día. Sensación de salud” (cuestionario 49).
Mejoría física, me alivia mis dolores de espalda (hernias discales)” (cuestionario 54).
Me hace sudar y quedo más relajado” (cuestionario 57).
Quemas muchas calorías haciendo kicks” (cuestionario 62)
Por otra parte los sujetos notan una clara mejora cardiovascular y cardiorrespiratoria, así como una mejora de la psicomotricidad y un aumento del equilibrio, sobretodo en movimientos con giros y saltos. La estructura de las clases mejora la coordinación y la

Página 9

memoria corporal, que les sirve a los alumnos tanto en clase para memorizar secuencias de pasos y poder bailar como en la vida cotidiana, a la hora de realizar otras tareas del día a día que impliquen ejercicio físico.
Son unos efectos muy parecidos a realizar un ejercicio cardiovascular (como correr o ir en bicicleta)” (cuestionario 2).
Es una forma divertida de hacer ejercicio físico y al mismo tiempo mejorar la coordinación corporal” (cuestionario 15).
Sobre todo mayor coordinación y equilibrio” (cuestionario 24).
He aumentado mi capacidad psicomotriz y mi coordinación” (cuestionario 36).
Resistencia y potencia cardiovascular” (cuestionario 59).
Por último también hay varios sujetos que han hecho referencia a la mejora del sentido del ritmo y a la adquisición de capacidades musicales, lo cual es normal dado que pasan la hora y media entera de clase escuchando diferentes canciones e identificando los patrones musicales para ir a ritmo.
Tengo más ritmo y un cuerpo más flexible” (cuestionario 18).
Bailar con más sentido del ritmo” (cuestionario 21).
Coordinación y asimilación de nuevos ritmos” (cuestionario 35).
Mejor capacidad auditiva” (cuestionario 47).
Se afina el oído y se presta atención a los compases (mejor atención musical)” (cuestionario 51).
A continuación se añaden las frases literalmente escogidas de las respuestas de varios sujetos del estudio que sin duda complementan la información anterior y ayudan a realizar una idea global sobre los beneficios físicos de bailar lindy hop:
1. “Es el deporte más divertido que conozco” (cuestionario 56).
2. “Es aeróbico, mejora tu salud cardíaca a la vez que tonifica tu cuerpo, por tanto es completísimo para nuestra salud” (cuestionario 4).
3. “¡Me encuentro genial! Necesito más clases” (cuestionario 66).

Página 10

4. “No me gusta nada el gym, es el sustituto perfecto para hacer ejercicio físico, además he perdido peso y me siento más ligera” (cuestionario 17).
5. “Mejoría física, me alivia mis dolores de espalda (hernias discales)” (cuestionario 54).
6. “A nivel físico, como cualquier otro deporte tiene los beneficios de eliminación de toxinas, perdida de calorías, musculación… y yendo un poco más lejos he notado una notable mejora de la coordinación y el sentido del ritmo. Incluso a nivel cerebral, mejora el desarrollo cognitivo al aprender coreografías e integrar diferentes pasos en las Jams” (cuestionario 53).

4.2 Beneficios de la danza a nivel psicológico
Entre los principales beneficios psicológicos de bailar swing según los sujetos se encuentra la desconexión del trabajo y de los problemas del día a día, la reducción de estrés y ansiedad, un aumento drástico de la tranquilidad y bienestar, así como la aparición de una nueva motivación por el baile, la música y el entorno social que lo rodea.
Ir a bailar lindy hop es el escape de estrés algunas semanas. E incluso, a veces, es lo me hace terminar el día feliz, aunque éste haya sido horrible” (cuestionario 36).
Desestresamiento hasta el punto de desconectar del trabajo y problemas. Motivación a que llegue el lunes para poder bailar y estar más alegre y contento los días previos” (cuestionario 51).
Después de un largo finde no hay nada como ponerse a bailar, para arrancar una sonrisa a golpe de beats” (cuestionario 53).
Alegría, diversión, desconexión, relajación, calma, tranquilidad, seguridad, autoestima… fascinación” (cuestionario 59).
Ayuda a desconectar y a relajarse, disminuye la ansiedad y aporta felicidad y bienestar” (cuestionario 62).
Relax mental y desconexión del estrés diario” (cuestionario 65).
Otro beneficio nombrado por la gran mayoría (95%) de los sujetos de la investigación es el cambio instantáneo del estado de ánimo al empezar a bailar (más positivo), acompañado de un mejor humor y un mayor optimismo. También admiten haber

Página 11

aprendido a valorar más positivamente las diversas aptitudes personales y haber mejorado su capacidad de expresión, desarrollando a la vez el autoconcepto propio.
Cuando bailo estoy más feliz, optimista y todas aquellas cosas que en el día a día te fastidian dejan de existir” (cuestionario 13).
Se entra en las clases con un humor diferente al que se sale, mucho más positivo” (cuestionario 20).
Ahora estoy deseando que llegue la clase. No sé qué tiene este baile que me hace sonreír sin parar” (cuestionario 31).
Aprender a valorar más positivamente diversas aptitudes personales” (cuestionario 38).
Se disfruta mucho más el momento presente. Buen humor y ganas de darlo todo!!!” (cuestionario 63).
Me motiva para toda la semana, sonríes sin más” (cuestionario 67).
Mayor confianza en uno mismo así como un desarrollo del autoconcepto propio” (cuestionario 30).
También nombran que tras haber empezado a bailar y a ir a los diferentes eventos sociales de swing que se organizan se ha mejorado mucho la confianza, la autoestima, la superación y la seguridad en uno mismo. Los sujetos comentan que han experimentado una notable pérdida de vergüenza y miedo escénico y experimentado una mayor soltura a la hora de bailar con el resto de compañeros y no sólo con su pareja. A la vez admiten que una vez experimentan ese cambio, aparece un gran aumento de la curiosidad y cada vez les apetece aprender más y bailar con más personas distintas.
Me siento más abierta, positiva y divertida. Me da más confianza, seguridad y me quita el miedo a verme bailar, ver mi cuerpo en el espejo. Me ayuda a superarme como persona” (cuestionario 12).
Mejora la confianza en mí misma. Aumento autoestima” (cuestionario 16).
Bailar lindy hop me genera alegría y mucha motivación. También relajación mental, espíritu de superación y mejora de autoestima” (cuestionario 23).
Cuando bailo swing noto como me sube la autoestima y mejora mi optimismo” (cuestionario 29).
He perdido la vergüenza a bailar y feliz al ver que puedo hacerlo” (cuestionario 40).
Menor vergüenza y menor miedo escénico” (cuestionario 42).

Página 12

Yo no había bailado nunca, sobre todo por vergüenza. ¡Ahora bailo hasta en la calle! Ha mejorado mi autoestima” (cuestionario 57).
Potencia la autoestima al sentirme bien bailando y observar el progreso en el baile” (cuestionario 60).
Se produce un cambio individual tras el contacto continuo con la gente como por ejemplo el desarrollo de la empatía hacia las personas con las que bailas, así como una mayor flexibilidad mental, teniendo que adaptarse a la persona con la que compartes el baile y ser cuidadoso y respetuoso con la forma de ser de cada uno.
Considero que con este baile se fomenta la empatía, al tener una conexión directa con la forma de bailar de la pareja en ese momento y tener en cuenta su estilo, nivel y reacciones para intuir si se lo está pasando bien o no” (cuestionario 2).
Bienestar, alegría, tranquilidad y empatía” (cuestionario 48).
Más soltura y flexibilidad mental, estoy más abierto desde que practico lindy hop” (cuestionario 54)
Por último hay una clara mejora en la capacidad de concentración y de la memoria, que aumenta tras cada clase y se desarrolla de forma proporcional con el tiempo que llevan bailando.
Aumento de la memoria y la capacidad de concentración” (cuestionario 5).
Mejora la capacidad de memoria al interiorizar y asimilar coreografías” (cuestionario 24).
Me obliga a estar concentrado durante toda la clase y eso es positivo” (cuestionario 26).
Mejora la capacidad de concentración” (cuestionario 39).
Mayor autoestima, mayor sociabilidad y mayor memoria” (cuestionario 42).
A continuación se añaden de nuevo las frases literalmente escogidas de las respuestas de varios sujetos del estudio que ayudan a realizar una idea global sobre los beneficios esta vez psicológicos de bailar lindy hop:
1. “Desde el primer minuto tu estado emocional pasa a ser positivo, feliz, siendo capaz de dejar olvidado cualquier preocupación de la rutina del día a día” (cuestionario 3).

Página 13

2. “Algo en la música y en el baile en sí (además de hacerlo acompañado) provoca una necesidad inexplicable de sonreír y pasarlo bien” (cuestionario 10).
3. “Bailar me llena el corazón: de alegría y vitalidad” (cuestionario 49).
4. “Bailar produce alegría, expresarte a través del movimiento es una sensación indescriptible y maravillosa. La vida es mejor desde que bailo” (cuestionario 56).
5. “Es energía positiva pura… da mucha alegría y también es precioso escuchar música tan chula y poder bailarla al mismo tiempo. Mucha alegría, vida y ganas de vivir a tope” (cuestionario 68).
6. “Yo diría que soy más feliz en general, porque aporta algo que compensa los altibajos y la rutina del día a día” (cuestionario 9).

4.3 Beneficios de la danza a nivel social
En el nivel social las respuestas de los sujetos eran muy parecidas, los beneficios más observables han sido que bailar swing permite conocer a muchas personas nuevas e interesantes y además la situación obliga a adaptarse a diferentes caracteres lo que también mejora las habilidades sociales de cada uno, que luego pueden aplicarse en diferentes ámbitos de la vida. Los sujetos comentan que bailar y a la vez crear vínculos con tantas personas diferentes favorece el aperturismo mental y crea un ambiente positivo donde unos se enriquecen y aprenden de los otros constantemente.
Entras en un grupo de gente variada, con gustos e inquietudes similares, rompiendo muchas barreras de acercamiento entre personas gracias al baile” (cuestionario 3).
Se aprende a tratar a las personas y a respetar todo tipo de ideologías, estilos de vida, formas de vestir, etc. Una vez superada la barrera del primer baile con una pareja, resulta fácil darse cuenta de que todo el mundo merece una conversación amable y una sonrisa” (cuestionario 9).
Socialmente me ha abierto una gran puerta donde poder conocer gente increíble, con la que poder hacer planes diferentes a los que hacía antes de empezar a bailar. Ayuda a mejorar mis habilidades sociales que puedo aplicar en diferentes ámbitos de mi vida” (cuestionario 11).

Página 14

A través de las clases y de los bailes sociales estoy conociendo gente nueva y poco a poco ampliando mi círculo de amigos que hasta el momento estaba limitado al ámbito laboral” (cuestionario 14).
Ha sido y está siendo muy buena forma de conectar con gente distinta, de distintos ambientes y edades de forma muy natural, abierta y respetuosa” (cuestionario 23).
El participar y relacionarse con personas de diferente edad e intereses, lo cual te lleva a un mayor aperturismo mental” (cuestionario 24).
También nombran que se crea una gran cohesión grupal entre las personas de la misma clase/escuela y que los eventos de ocio que acompañan a las clases permiten hacer planes diferentes creando vivencias conjuntas, y todo ello sin necesidad de beber alcohol, simplemente bailando. Aparece el sentimiento de pertenencia a un grupo. Aumentando el compañerismo y la empatía entre los alumnos.
Una manera diferente y no establecida de conocer personas, creando vínculos de amistad muy fuertes” (cuestionario 5).
Al haber festivales en todas partes, te permite hacer turismo tanto dentro como fuera del país, y puedes en las fiestas bailar con gente de todo el mundo” (cuestionario 8).
Alegría, compañerismo y empatía” (cuestionario 28).
He conocido gente interesante y sobretodo me he relacionado con gente de otros ámbitos y sin beber alcohol” (cuestionario 29).
Sentimiento de pertenencia a un grupo a gremio” (cuestionario 37).
Sentido de pertenencia a un grupo y mejora de las habilidades sociales” (cuestionario 46).
También exponen que al bailar con otras personas y cambiar de pareja se pierde la vergüenza, se socializa, se normaliza el contacto físico y se sienten diferentes “feelings”, lo que crea mucha más soltura en las relaciones con desconocidos y enriquece mucho el baile. Atreverse a bailar e interactuar en el baile mejora también la resolución de conflictos, lo que después puede aplicarse a la vida cotidiana.

Página 15

Pérdida de vergüenza, ayuda a socializar y haces nuevos amigos” (cuestionario 17).
Más soltura en las relaciones con desconocidos. Menos vergüenza al hablar con otras personas, menos problemas en establecer contacto físico con los demás” (cuestionario 27).
Feedback positivo de las personas con las que bailas” (cuestionario 35).
Aprender a soltarse en caso de ser una persona tímida, sobre todo en baile social” (cuestionario 38).
Mejora la capacidad de relación, desarrollo de habilidades sociales y mejora de la resolución de conflictos” (cuestionario 39).
Perder la vergüenza y normalizar el contacto físico” (cuestionario 47).
Aprender diferentes “feelings” al cambiar de pareja” (cuestionario 56).
Una parte de la muestra también remarca que bailar con su pareja (de relación sentimental) mejora la relación.
Es muy importante para mí poder realizar esta actividad con mi pareja, el baile siempre ha sido mi vida y por primera vez la comparto con la persona a la que quiero” (cuestionario 4).
Mejora la relación de pareja” (cuestionario 43).
Para terminar se complementan todos los beneficios nombrados con las 6 frases extraídas directamente de las respuestas de los sujetos acerca de los beneficios sociales de bailar lindy hop:
1. “A nivel social el impacto ha sido brutal, más que un grupo social de baile, es un grupo de amigos. Veo mucho más nombre este baile que cualquier otro, lo que más me ha sorprendido es el buenrollismo de este baile y lo abierta que está la gente para conocerse entre sí” (cuestionario 34).
2. “Ayuda a conocer gente nueva, romper el hielo con el baile es muy fácil hasta para los más tímidos” (cuestionario 10).

Página 16

3. “He conocido gente estupenda y hemos conectado genial a pesar de la diferencia de edad. Es perfecto para salir de tu ámbito de trabajo y abrirte a otro tipo de gente” (cuestionario 13).
4. “Me encanta porque conoces a un montón de personas que te ayudan, no es una competición, se trata de aprender juntos y pasártelo fenomenal. Es increíble, es la primera vez que me siento enganchada a una actividad” (cuestionario 31).
5. “Mediante el lindy hop conoces, de alguna manera, a la otra persona solo por su forma de moverse, de coger y de mirar. Las relaciones que se establecen son muy sanas” (cuestionario 49).
6. “¡Empiezas bailando con desconocidos para acabar riendo como amigos!” (cuestionario 53).

5. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES
Tras una revisión completa de los resultados, se confirman las hipótesis y se relaciona la danza swing con la aparición de múltiples beneficios a nivel físico, social y psicológico. Tal y como se ha podido observar tanto en los diversos estudios ya realizados como en éste mismo, la danza es un deporte que aporta al sujeto no sólo capacidades de movimiento y coordinación, sino que también es un método sorprendente de socializar con los compañeros y de mejorar la salud mental y física. A través de las respuestas al cuestionario del estudio realizado se ha comprobado que los alumnos experimentan mejoras en muchos aspectos de su vida tras empezar a bailar. Gran parte de ellas están enfocadas hacia el nivel personal, es decir, un incremento de autoestima y confianza en uno mismo, pérdida de vergüenza y miedo escénico, mejora de las capacidades auditivas reconociendo diferentes ritmos musicales, así como una notable mejora física a nivel muscular, respiratorio, de la percepción del propio cuerpo, mejoras a nivel psicomotriz, psicomotor o del equilibrio. También se han podido observar cambios a nivel social, los sujetos admiten haber conocido personas nuevas y diferentes entre sí, de diferentes edades, países o profesiones, lo que ha ayudado a desarrollar una mayor flexibilidad mental y aumentar la empatía hacia los compañeros de la escuela de baile.
No ha habido ni un cuestionario de los 68 con alguna pregunta en blanco sin contestar, cada uno de los sujetos se ha implicado mucho en responder con sinceridad y eso se ha notado en la calidad de las respuestas, muy diversas y muy extensas.

Página 17

Todos los alumnos han aportado gran cantidad de beneficios a diferentes niveles con los que se ha podido hacer una agrupación muy rica en contenido que sin duda ha expresado la parte más personal, sentimental y motivacional de la escuela de baile. Como futura psicóloga y a la vez profesora de dicha escuela, ha sido de gran utilidad recopilar todos los datos y conocer los pensamientos de los alumnos acerca de la dinámica de clase y del valor que tiene para ellos toda la cantidad de eventos sociales que organizamos, que ha quedado comprobado que es el memento que más une a las personas y más cohesión grupal crea. Estos resultados me han ayudado a conocer más a mis alumnos y a seguir desarrollando dinámicas para no sólo mejorar su nivel de baile, sino también mejorar el bienestar de cada uno de ellos.
Este trabajo ha demostrado que la danza swing es un ejercicio físico muy completo que beneficia a las personas en muchos aspectos, mejorando desde su percepción musical hasta su relación con los compañeros, creando vínculos afectivos y estableciendo nuevas amistades en el círculo de la escuela, mejorando diversas aptitudes personales e incrementando la salud física, al poder realizar ejercicio corporal durante toda la semana. Es esencial encontrar una actividad a realizar aparte del trabajo que aporte los máximos beneficios posibles para la salud, ya que en la actualidad la vida ocurre muy rápido, entre el trabajo, las responsabilidades y las obligaciones, es muy fácil sufrir momentos de ansiedad o estrés o simplemente tener bajones emocionales. Este tipo de deporte no sólo te aporta una motivación añadida a la rutina diaria, sino que puede cambiar por completo la percepción de la vida y ayudar a encontrar la comodidad dentro de un grupo de personas muy diversas unidas por el mismo interés. Desde los años 80-90 ha habido un aumento considerable de bailarines swing, con los resultados obtenidos de ésta investigación, es fácil entender el por qué.
El estudio muestra resultados bastante relevantes, ya que la muestra ha sido amplia y controlada, compuesta por alumnos de distintas clases, de diferentes edades y de distintos niveles. Quizás, siguiendo con la investigación sería interesante tener una continuidad ya que el 84% de la muestra llevaba bailando menos de 8 meses, por lo que se podría realizar una propuesta futura con un estudio ampliado a bailarines que lleven bailando más tiempo (varios años), para comparar los resultados y observar los beneficios a largo plazo. También podría llevarse a cabo una investigación con el foco en el cambio de percepción de bienestar, es decir, comparar cómo se valora el bienestar

Página 18

general cuando comienzan a bailar y cómo lo detallan cuando llevan bailando un tiempo.
Siendo profesora de swing y estudiante de psicología, he visto un cambio enorme en las vidas de las personas que se apuntaban a bailar, incluso de los que se apuntaban por acompañar a su pareja o simplemente por ocupar su tiempo. He conocido a través de las respuestas a personas que han salido de una depresión bailando, también personas cuyo círculo de amistades era muy reducido por un carácter vergonzoso y tímido o simplemente por haberse mudado a una ciudad nueva y han terminado haciendo grandes amistades y teniendo planes los 7 días de la semana. Un entorno positivo crea un ambiente terapéutico que hace del baile no solo un hobbie, sino un estilo de vida.

6. REFERENCIAS

Vergeer, I. (2016). Participation motives for a holistic dance-movement practice. International Journal of Sport and Exercise Psychology, 1-17.

Quiroga Murcia, C., Kreutz, G., Clift, S., & Bongard, S. (2010). Shall we dance? An exploration of the perceived benefits of dancing on well-being. Arts & Health, 2(2), 149-163.

Ali, S., Cushey, K., & Siddiqui, A. (2017). Diversity and Dance: Exploring the Therapeutic Implications of World Dance. Journal of Creativity in Mental Health, 12(1), 31-47.

Payne, H. (2003). Dance movement therapy: Theory and practice. Routledge.

Penedo, F. J., & Dahn, J. R. (2005). Exercise and well-being: a review of mental and physical health benefits associated with physical activity. Current opinion in psychiatry, 18(2), 189-193. Koch, S., Kunz, T., Lykou, S., & Cruz, R. (2014). Effects of dance movement therapy and dance on health-related psychological outcomes: A meta-analysis. The Arts in Psychotherapy, 41(1), 46-64.

Página 19

Strassel, J. K., Cherkin, D. C., Steuten, L., Sherman, K. J., & Vrijhoef, H. J. (2011). A systematic review of the evidence for the effectiveness of dance therapy. Alternative therapies in health and medicine, 17(3), 50.

Kiepe, M. S., Stöckigt, B., & Keil, T. (2012). Effects of dance therapy and ballroom dances on physical and mental illnesses: A systematic review. The Arts in Psychotherapy, 39(5), 404-411.

Song, M. R., & Song, L. R. (2014). Analysis of Quality of Life among Middle Aged and Elderly Women Participating in Health Dance Exercise. International Journal of Bio-Science and Bio-Technology, 6(3), 163-168.

Leseho, J., & Maxwell, L. R. (2010). Coming alive: Creative movement as a personal coping strategy on the path to healing and growth. British Journal of Guidance & Counselling, 38(1), 17-30.

2020-03-24T21:04:46+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies